QUERIDA IJEAWELE, CÓMO EDUCAR EN EL FEMINISMO.

Portada post del libro

Este libro, titulado Querida Ijeawele, cómo educar en el feminismo, nace por la petición de una amiga de la infancia a la autora, al preguntarle cómo criar a su hija para que fuera feminista.

Para responder a tal petición, la autora decide escribirle una carta a su amiga.

Este libro es una versión, con algunos detalles modificados, de dicha carta.

Table Of Contents

Autora: Chimamanda Ngozi Adichie

Foto autora libro Querida Ijeawele, cómo educar en el feminismo
Autora del libro

Nació en Nigeria, pero actualmente vive entre Estados Unidos y su país natal.

Chimamanda ha sido nombrada una de las veinte escritoras de ficción más importantes de la actualidad por The New Yorker. También apareció en la revista Time en la edición de abril de 2012 como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Ha sido galardonada con diferentes premios como:

  • Common wealth Writer’s Prize y Hurston Wright Legacy Award por «La flor púrpura».
  • Orange Prize for Fiction y finalista del National Book Critics Circle Award por «Medio sol amarillo».
  • El Chicago Tribune Heartland Prize (2013) y National Book Critics Circle Award (2014) por «Americanah».

No es la primera vez que hablamos de ella en Librería consciente. También podéis ver la reseña sobre su libro Todos deberíamos ser feministas  que hicimos aquí.

Libro: QUERIDA IJEAWELE, CÓMO EDUCAR EN EL FEMINISMO.

Portada libro
Portada libro.

El libro Querida Ijeawele, cómo educar en el feminismo es una adaptación de una carta que la autora escribió a una amiga, cuando le preguntó cómo educar a su hija en el feminismo.

Aquí os dejamos un breve resumen de la carta.

Para la autora no existen normas que te hagan ser una persona feminista o no. En cambio, sí que parte de dos premisas como ‘Herramientas Feministas’.

La primera: Yo importo.

Esta premisa defiende que como persona importas igual que la otra. No importamos ‘en caso de’ ni ‘siempre y cuando’. Importamos equitativamente.

La segunda: ¿Puedes invertir X y obtener los mismos resultados?

Para explicar esta premisa pone como ejemplo si perdonarías la infidelidad de tu pareja. En caso afirmativo, ¿ocurriría lo mismo si tú te acostaras con otra persona?

Si la respuesta es afirmativa también, la decisión de perdonar a tu pareja puede ser feminista porque no viene moldeada por una desigualdad de género.

La realidad es que la mayoría de las veces las mujeres perdonan, pero los hombres no, y esa respuesta está basada en la idea de que ‘los hombres siempre serán hombres’. Y esto les implica un nivel de exigencia menor para ellos.

No obstante, la autora cuenta 15 sugerencias para educar en el feminismo:

1. No te definas por ser solo madre. Sé una persona plena.

Rechaza la idea de que la maternidad y el trabajo se excluyen mutuamente.

2. Compartir equitativamente los cuidados del bebe.

Esto no se trata de repartir las tareas al 50%. Trata de prestar igual atención a las necesidades de cada persona.

Cuidar al bebe es tarea tanto de la madre como del padre (excepto si eres madre soltera, pero ese es otro tema). Por tanto, rechaza hablar de ayuda. El padre no está ‘ayudando’ a la madre a cuidar de su bebe. Está haciendo lo que debe hacer.

3. Enseña a tu bebe que los ‘’roles de género’’ son una tontería.

No le digas nunca a tu hija que debe hacer algo o dejar de hacerlo ‘’porque es una niña’’.

‘’Porque eres una niña’’ nunca es una razón para nada. Nunca.

Si no les ponemos a nuestros hijos la camisa de fuerza de los roles de genero les dejamos espacio para que alcancen su máximo potencial.

Extracto libro.

En lugar de permitir que las niñas interioricen la idea de los roles de género, debemos enseñar independencia. Es importante que aprendan a hacer las cosas y a valerse por sí mismas.

4. Rechaza la idea de la igualdad femenina condicional. (Lo que la autora llama: Feminismo Light).

El Feminismo light es la idea de que los hombres son superiores por naturaleza, pero deben ‘’tratar bien’’ a las mujeres. Recurre al lenguaje de la ‘permisión’.

El ejemplo que nos pone la autora para que lo entendamos:

Theresa May es la primera ministra británica y un diario progresista describía así a su marido: ‘’Philip May es conocido en la política por ser un hombre que ha dado un paso atrás para permitir que sea su mujer, Theresa, quien brille’’.

Si Philip fuera primer ministro quizá oiríamos que su esposa le ha ‘apoyado’ pero nunca que le ha ‘permitido’ brillar.

Permitir habla de poder y el Feminismo light viene a decir: Dejad que la mujer haga lo que quiera siempre y cuando su marido se lo permita.

Así que no, un marido no es ninguna autoridad.

5. Enseña el amor por los libros.

Los libros la ayudaran a entender el mundo y cuestionárselo. La ayudarán a expresarse y a convertirse en lo que realmente quiera ser.

Aquí no se hace referencia a los libros de texto de la escuela, sino novelas, autobiografías y cuentos.

6. Enseña a cuestionar el lenguaje.

Nuestros prejuicios y creencias vienen influenciados por nuestro lenguaje. Lo que le digas a tu hija, importa. Le enseña lo que debería valorar.

7. Jamás hables del matrimonio como un logro.

Es importante dejar claro que el matrimonio no es algo a lo que se debe aspirar. No es un logro.

8. Enseña a rechazar la obligación de gustar.

Su trabajo no es ser deseable, su trabajo es realizarse plenamente en un ser que sea sincero y consciente de la humanidad del resto de la gente.

Extracto libro.

Así que, en lugar de enseñar a agradar, enséñale a ser sincera, amable y valiente. A decir lo que piensa en realidad. A decir la verdad. Enseña que no tiene porque gustarle a todo el mundo. Enséñale que es también un sujeto al que pueden gustarle o no gustarle los demás.

9. Dale un sentido de identidad.

Hazla sentirse orgullosa de su cultura.

Enséñale sobre privilegios y desigualdades, y la importancia de respetar la dignidad de todo aquel que no le quiera ningún mal. Todos somos igual de humanos.

10. Fíjate en como tratáis el tema de su apariencia.

Anímala a practicar algún deporte, el que sea. Que sea activa físicamente.

Esto es importante no solo por los beneficios para su salud, sino porque la ayudara con las inseguridades relativas a la imagen corporal que el mundo arroja contra las mujeres.

No relaciones su vestuario con la moral. No le digas que una falda corta es demasiado ‘inmoral’. Convierte el vestir en una cuestión de gusto y atractivo. Dile: ‘Ese vestido no te sienta tan bien como este’, o ‘no te favorece tanto’, o sencillamente ’es feo’. Pero nunca inmoral, porque la ropa no tiene nada que ver con la moral.

11. Enséñale a cuestionar el uso de ‘razón’ para las normas sociales

A menudo se hace uso de la biología para explicar los privilegios de los que disfrutan los hombres. No obstante, no debe de aceptarla como justificación de la norma social.

12. Háblale de sexo.

Explícale que no es un mero acto de reproducción, ni que es exclusivo del matrimonio. Enséñale que su cuerpo le pertenece a ella y a nadie más. Enséñale que decir ‘no’ cuando lo considere oportuno es correcto y motivo de orgullo. No debe sentir la necesidad de decir ‘sí’ a algo que no quiere hacer o para lo que no se siente preparada.

13. Enséñale que el amor no es solo dar, sino también recibir.

Generalmente enseñamos a las niñas que un componente para amar es el de sacrificarse. En cambio, a los niños no se lo enseñamos.

Para amar debe entregarse emocionalmente, pero debe dar por hecho que ella también recibirá.

Enséñale que un hombre no tiene la obligación de proveer económicamente. Que ella nunca diga ‘mi dinero es mío, y el suyo de los dos’. En una relación sana, dicha responsabilidad recae en quien pueda satisfacerla.

14. Enséñale sobre la opresión.

En ocasiones, en el discurso en torno al genero se da por hecho que las mujeres son ‘mejores’ que los hombres. No lo son. Tanto mujeres como hombres somos igual de humanos.

15. Enséñale a valorar la diferencia.

Debe saber y comprender que las personas tomamos diferentes caminos y siempre que no dañen a nadie, son opciones válidas que deben respetarse.

Es importante que no haga universales sus principios. Sus principios son de ella y para ella, no para los demás. Debe comprender que la diferencia es normal. Hay personas homosexuales, y otras no. Hay niños que tienen dos papas o dos mamas porque a veces es así.

CONCLUSIONES

Hay que tener en cuenta que este libro en un principio no se escribió para ser publicado y viene con muchos matices y ejemplos personales.

La autora y su amiga han crecido en Nigeria, en una cultura muy marcada por los hombres. 

No obstante, la autora ha tenido el valor de cuestionarse su situación y afrontarla. En este libro explica a su amiga como educar a su hija en una sociedad para que reconozca sus derechos como mujer.

El libro es corto, pero el mensaje que transmite es contundente. Sinceramente, ¡su lectura es más que recomendable!


Conseguir el libro

Título: QUERIDA IJEAWELE, O COMO EDUCAR EN EL FEMINISMO

Autor: CHIMAMANDA NGOZI ADICHIE

Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE

Lugar de edición: España

Año de edición: 2019

Nº de páginas: 96

¿Te ha gustado? Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad