Desmontando los tópicos del sexo

portada reseña antimanual de sexo valerie tasso

Valérie Tasso desarma los tópicos más frecuentes sobre la sexualidad humana, en su libro titulado «antimanual de sexo».

En la primera reseña de esta sección, exploramos la sexualidad del ser humano desde una perspectiva científica, gracias al libro de Pere Estupinyà. Ahora, continuaremos ese recorrido introspectivo, pero esta vez, lo haremos desmontando los tópicos del discurso normativo del sexo con la ayuda de la conocidísima sexóloga, Valérie Tasso.

Un discurso que según la autora está centrado fundamentalmente en el falo, el coito y la pareja. Una lectura interesantísima y recomendable para abrir nuestra mente a otros puntos de vista. ¡Veamos de qué trata!

Breve descripción del libro

El libro se divide en diferentes capítulos de corta extensión, ya que no suelen superar las dos o tres páginas. Cada uno de ellos, está destinado a desmontar y explicar un tópico concreto. Relacionando cada tópico con las experiencias personales de la autora, enfatizando la etimología de las palabras e incluso, citando algunas anécdotas de la historia. Factores que convierten la lectura en un manual ágil de leer y agradable.

Desmontar el discurso normativo del sexo es el principal objetivo del libro ya que, tal y como nos explica la autora, este discurso no tiene nada que ver con el sexo sino con la representación moralista que nos quieren hacer creer de él. Además de explicarnos cómo es realmente, también encontramos aspectos reivindicativos.

Sobre una sexualidad femenina que ha sido explicada exclusivamente desde un punto de vista masculino y argumentando temas controvertidos, como la prostitución o los peligros del sexo, desde un punto de vista lúcido y libre de tópicos.

Imagen para la reseña antimanual de sexo
Imagen para la reseña antimanual de sexo

Desmontando tópicos

  • Los preliminares: la representación del coitocentrismo.

Etimologicamente hablando, la palabra «preliminar» significa «antes del umbral». Entendiéndose así como preliminares, todas aquellas acciones que anteceden al coito.

Una fijación que la autora denomina, coitocentrismo. Un modelo normativo que desprecia todo aquello que no cumple el objetivo de la reproducción.

  • Las bolas chinas no son para dar placer a la mujer.

Los chinos las llaman Ben Wa y fueron confeccionadas para fortalecer los músculos del suelo pélvico, con tal de obtener un mayor control sobre las paredes de la vagina, con vistas a proporcionar un orgasmo rápido en los varones (normalmente en burdeles o soldados de campaña).

La creencia falsa de que las bolas chinas están para proporcionar placer a las mujeres representa, según Valérie, la ignorancia de no saber a quién beneficia realmente esa creencia. Pues como hemos visto, se trata de una adaptación más de la anatomía femenina al placer sexual masculino.

  • Los finalismos del sexo.

Nuestra cultura, es una cultura finalista marcada por preceptos de orden económico y militaristas. Una obsesión de finalidad que también reflejamos en nuestra sexualidad cuando consideramos que el fin máximo del sexo es la penetración o el orgasmo.

Creer que la interacción sexual se completa con el coito es como creer que la vida se completa con un Mercedes SLK. Si creemos que para alcanzar el éxito en una interacción sexual debemos obtener un orgasmo, entramos condicionados en ese encuentro a un objetivo de finitud que nos generará, sin darnos cuenta, una enorme tensión que nos va a sabotear, además del destino, el propio viaje.

Imagen para reseña antimanual de sexo
Imagen para reseña antimanual de sexo

Otro punto de vista a temas actuales y controvertidos

Delincuente es el que por un beneficio personal obliga a un segundo a realizar una actividad que no encaja en su código de valores e ignorante es el progresista que cree, como los buenos fascistas, que para salvaguarda una «dignidad de género» hay que inhabilitar la capacidad individual para decidir qué es digno para uno y qué no.

Frase extraída del libro.
  • La prostitución es indigna.

La dignidad, según explica Valérie, empieza a asociarse al sexo cuando se sacralizan los genitales y cuando los genitales de uno pasan a ser propiedad de la comunidad (religiosa, social o política) y su uso, regulado por las leyes de ésta.

  • Quien se prostituye no está vendiendo su cuerpo.

Uno de los tópicos que circulan sobre la prostitución es la creencia de que la persona que se prostituye está vendiendo su cuerpo. Cosa que Valérie refuta rotundamente explicando que, en la prostitución el cuerpo no se vende, se emplea y a la prostituta no se la compra, se la contrata.

  • El tráfico de mujeres y la explotación no definen la actividad de la prostitución, son sus pozos muertos, nacidos, exclusivamente, de un mal sistema de alcantarillado.

Del mismo modo que el esclavismo y la explotación de trabajadores en plantas desterritorializadas no define los sectores empresariales que perpetran esa ignominia. Abolir la prostitución no es acabar con la posibilidad de esclavitud, es querer acabar con las prostitutas.

  • Sexo, no es una actividad de riesgo.

Todos hemos sido educados en el discurso normativo del sexo como una actividad de riesgo. Por ello el tema que aborda principalmente la educación sexual es el de la prevención. Prevención que Valérie resumiría en dos puntos importantes: usa preservativo y si tú o la otra persona, no quiere, no interaccionéis sexualmente.

Cuando hablamos de delitos sexuales, olvidamos que el sexo no comete delitos; que el delito lo comete algún delincuente empleando el sexo, pero no el propio sexo. No decimos por ejemplo «delitos de lenguaje» porque ni el lenguaje ni el sexo, son los delincuentes. Lo mismo ocurre con «delitos amorosos» por que no concebimos que se pueda delinquir haciendo uso del amor. ¿Por qué no se nos hace igual de inimaginable con el sexo y seguimos hablando de delitos sexuales?

Creernos que el sexo es algo, por encima de todo, peligroso, olvidándonos o no adiestrándonos en una educación para los placeres, mientras seguimos educándonos en una educación para las privaciones, es lo verdaderamente peligroso para la sexualidad humana.

Extracto del libro.

Más información sobre la autora

Valérie Tasso

Valérie Tasso es una escritora, sexóloga e investigadora francesa afincada en España.

Su primera obra «diario de una ninfómana» publicada en 2003, saltó a la fama cuando adaptaron la historia a la gran pantalla allá en el 2008. Película que además despertó un gran revuelo mediático.

Después, vinieron otra serie de libros de gran éxito, uno de ellos el que hemos comentado anteriormente, publicado en 2009. Postgraduada en Sexología, actualmente presta sus servicios como sexóloga en un gabinete médico de Barcelona.

Conseguir el libro

Portada libro, Antimanual de sexo, de Valérie Tasso
Portada libro, Antimanual de sexo, de Valérie Tasso

Título: Antimanual de sexo

Autor: Valérie Tasso

Editorial: Temas de Hoy

Año de edición: 2009

Nº de páginas: 320


¿Te ha gustado? Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad