EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO

PORTADA POST El hombre en busca de sentido

En algún momento de nuestra vida, todos acabamos enfrentándonos a momentos inciertos, y no entendemos ni el por qué de ellos, ni como salir de esas situaciones.

Por eso, es importante que nos preguntemos acerca de nuestra vida y nuestras decisiones:

¿Qué quiero?

¿Qué me hace feliz?

¿Cuál es mi sentido de la vida?

En el libro ‘El hombre en busca de sentido’, Viktor Frankl reflexiona de manera muy esperanzadora, en su condición de prisionero en el campo de concentración y médico psiquiatra, sobre la capacidad que tenemos las personas de manifestarnos ante las dificultades y descubrir el sentido a nuestras vidas.

EL AUTOR: VIKTOR FRANKL

Viktor Frankl
  • Viktor E. Frankl (1905-1997):
  • Nació en Viena y su familia es de origen judío.
  • Se doctoró en medicina y filosofía por la Universidad de Viena.
  • Es fundador de la logoterapia.
  • Es un superviviente de holocausto nazi. En 1942, él y su familia fueron hechos prisioneros y estuvo en diferentes campos de concentración, entre ellos Auschwitz.

LIBRO: EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO

.

Rondaba 1940 cuando el autor empezaba a despuntar como médico y académico en Viena, y también cuando empezaron las deportaciones de la población judía.  

PRIMERA PARTE de El hombre en busca de sentido: Un psicólogo en un campo de concentración.

Internamiento en el campo.

En la primera parte de ‘El hombre en busca de sentido’ el autor no pretende contar su propia experiencia en los campos de concentración. Lo que realmente quiere escribir es un informe sobre cómo vivía el prisionero normal en el campo de concentración y cómo esa vida influía en su psicología.

Aquí nos cuenta el shock que sufre al ser internado en el campo de concentración, y la caída de ánimo que esto le supuso. El autor tuvo que separarse de su mujer embarazada de su primer hijo, la agónica muerte de su padre y la despedida de su madre. También hay que añadir que justo antes de internar en el campo de concentración, estaba a punto de publicar la que iba a ser su gran obra maestra. Viktor Frankl fue incapaz de renunciar a su obra y, a pesar de que intentó salvarla a toda costa, los guardias del campo le rompieron el manuscrito delante de él.

El autor también nos habla del estado de ánimo que en psiquiatría se denomina ‘ilusión del indulto’.

Se trata del proceso de consolación que desarrollan los condenados a muerte antes de su ejecución; conciben la infundada esperanza de que van a ser indultados en el último minuto.

Extracto del libro.

Este estado de ánimo lo vive el autor en el momento de la llegada al campo de concentración. Todos se aferraban a esta débil esperanza pensando que Auschwitz no sería tan cruel y no perdían la esperanza de que serían liberados.

No obstante, en la primera selección del grupo que llegó con Viktor Frankl, para el 90% el veredicto sería la aniquilación (frente a la supervivencia) y la sentencia se cumpliría a las pocas horas.

La vida en el campo.

La actitud con la que un hombre acepta su destino y el sufrimiento que este conlleva, la forma en que carga con su cruz, comporta la singular coyuntura de dotar de sentido profundo a su vida.

Aquí, ‘El hombre en busca de sentido’ nos enseña que pese a cualquier adversidad que vivamos, realmente el valor de las personas no está en el sufrimiento sino en la actitud frente al sufrimiento. La preocupación principal de las personas no está en disfrutar del placer o evitar el sufrimiento, sino en buscarle un sentido a la vida.

SEGUNDA PARTE de El hombre en busca de sentido: Conceptos básicos de logoterapia.

Aquí explica que lo que el hombre necesita no es vivir sin tensión, sino esforzarse y luchar por una meta que merezca la pena. Termina el libro con el siguiente párrafo final:

El ser humano no es un objeto más entre otros; las cosas se determinan unas a otras, pero el hombre, en última instancia, es su propio determinante. Lo que alcance a ser -considerando las limitaciones de su capacidad y su entorno- tiene que construirlo él mismo. En los campos de concentración, en aquel laboratorio vivo, en aquel banco de pruebas, observamos y fuimos testigos de la actitud de nuestros compañeros: mientras unos se comportaban como cerdos, otros lo hicieron como santos. El hombre goza de ambas potencialidades. De sus decisiones, y no tanto de las condiciones, depende cuál de las dos sale a la luz.

Nuestra generación es muy realista, pues, después de todo, hemos llegado a conocer al hombre en estado puro. El hombre es ese ser capaz de inventar las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en esas mismas cámaras con la cabeza erguida y el Padrenuestro o el Shermá Israel en los labios.

Extracto del libro.

Conseguir el libro

Título: El hombre en busca de sentido

Autor: Viktor Frankl

Editorial: Herder

Lugar de edición: España

Año de edición: 2015

Nº de páginas: 168

¿Te ha gustado? Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad