El arte de no amargarse la vida

amargarse la vida - portada reseñalibro el arte de no amargarse la vida

No amargarse la vida es un arte que muy pocas personas disfrutan. Vivir surfeando las olas de la vida es muy diferente a vivir sumergido en ellas, siempre medio ahogad@s y azotad@s por las corrientes marinas.

Transformarnos en personas fuertes y emocionalmente estables es posible, a través de la terapia cognitiva. Rafael Santandreu, nos lo cuenta todo en su libro «el arte de no amargarse la vida».

¿Quieres convertirte en surfer@ de la vida? Aquí te contamos algunos datos, animándote a ampliar la información comprando el libro con nuestros enlaces. Sin más, ¡empecemos!

Las bases para no amargarse la vida

Lo primero que debemos saber es que no nos afectan los hechos externos, como el abandono de una pareja, un despido o insulto, por sí solos, sino más bien, por lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede.

Es decir, son las ideas, las interpretaciones personales y el diálogo interno los responsables de amargarnos la vida. Por lo que si queremos dejar de ahogarnos entre el oleaje y surfear la ola desde arriba, es importante abandonar los siguientes pensamientos:

  • Las creencias irracionales.

Las creencias irracionales se caracterizan por ser falsas, inútiles y producir malestar emocional. Rafael nos describe el caso de un estudiante suicida que había intentado suicidarse porque había suspendido tres asignaturas en el colegio. Esta situación le había llevado a pensar una serie de creencias irracionales que le habían llevado a tal extremo (si no apruebo, me expulsarán, no podré ir a la universidad ni trabajar, seré un mendigo, etc., etc.). Un ejemplo claro de creencias irracionales llevadas al extremo.

  • La dramatización.

Los seres humanos somos máquinas de evaluar y las personas más vulnerables a nivel emocional tienden a evaluar todo lo que les sucede, o podría sucederles, en el peor extremo, terrible. Mientras que las personas mentalmente fuertes nunca dramatizan y nunca evalúan las adversidades como muy malas o terribles.

  • Las necesidades ficticias.

Desear algo produce placer. Es bueno tener deseos, siempre y cuando no los transformemos supersticiosamente en necesidades. Las necesidades inventadas producen inseguridad, insatisfacción, ansiedad y depresión. ¡Solo podemos disfrutar de lo que podemos prescindir!

bases para no amargarse la vida
Bases para no amargarse la vida

El método para no amargarse la vida

El sistema cognitivo consiste principalmente en transformar nuestra forma de pensar, nuestro diálogo personal y nuestra manera de evaluar lo que nos sucede. Rafael nos cuenta con detalle los métodos necesarios para conseguirlo, así como diferentes aplicaciones prácticas y testimonios de personas que han cambiado gracias a este sistema.

Los métodos explicados brevemente son:

  1. La rutina del debate:

Consiste en conseguir el hábito de detectar las creencias irracionales y reemplazarlas por creencias racionales. No vale con hacerlo un día, sino que es necesario practicarlo todos los días, con perseverancia e intensidad. Solo así conseguiremos tener menos perturbaciones emocionales.

2. Visualizaciones racionales:

Visualizarse estando bien sin necesitar en exceso, como por ejemplo siendo pobre y feliz.

3. Reflexión existencial:

Por raro que parezca, la psicología cognitiva nos anima a pensar en la muerte y a tenerla siempre en cuenta para así, evitar la fantasía de inmortalidad imperante en la sociedad.

La ficción de eternidad, nos puede volver loc@s y pensar en nuestra propia muerte, nos ayuda a recapacitar en que no hay nada demasiado importante. Cosa que puede resultar de gran alivio para vivir con más ligereza.

Conseguir el libro

Portada del libro, «el arte de no amargarse la vida»

Título: El arte de no amargarse la vida

Autor: Rafael Santandreu

Editorial: Grijalbo

Nº de páginas: 440

¿Te ha gustado? Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad