¿Guerra en tiempos de Covid19, o Covid19 en tiempos de guerra?

portada la verdad de la pandemia

Conocemos de sobra, las estrategias de guerra tradicionales y por otra, también sabemos, que la imaginación e innovación humana no tienen límites. Transformar los escenarios tradicionales para diseñar nuevas tácticas de guerra, propias del siglo XXI, ¿sería posible?

Bill Gates ya advertía en una de sus charlas TED de 2015, que la próxima amenaza a la que se enfrentaría la humanidad, no sería la guerra nuclear sino, la amenaza de un virus muy infeccioso. Un virus que podría camuflarse en los transmisores, pudiendo viajar en avión o ir al mercado. Cuya fuente podía provenir de la naturaleza o bien, del bioterrorismo. Un desafío al que además, no estaríamos preparados. Puesto que, la tecnología y la ciencia a nuestro favor, serían ineficaces si no se ponían al servicio de un sistema mundial general de salud.

Quien nos iba a decir que un informático nos iba a dar un escarmiento propio de un profesional de la salud. Lanzando además un preaviso, tan exacto y tan contundente, 5 años atrás.

El libro que proponemos es «la verdad de la pandemia: quién ha sido y por qué» de Cristina Martín Jiménez, quien advierte que Bill Gates no era un experto, sino más bien, el componente de una espeluznante planificación. Según ella, nos encontramos en un escenario propio de la Tercera Guerra Mundial.

👉 Esta lectura, te incitará a:

  • Ver con ojo crítico el escenario en el que nos encontramos.
  • Descubrir quienes son los amos del mundo.
  • Argumentar reflexivamente los planteamientos de la autora.
Table Of Contents

Autora

Gif animado Cristina Martín Jiménez
Gif animado Cristina Martín Jiménez

Cristina Martín Jiménez es doctora en periodismo y escritora de varios libros. Obras que han resultado ser grandes éxitos de venta y al mismo tiempo, grandes éxitos en polémicas. Está especializada en el Club Bilderberg y geopolítica. En sus trabajos, analiza las maniobras de control, manipulación y propaganda, además de examinar las estructuras de poder.

Su primer libro, fue «El Club Bilderberg. Los amos del mundo» publicado en 2005. En él desvelaba qué miembros forman este club y cuáles eran sus intenciones. Según cuenta la escritora en su página web, la tercera edición publicada en 2010, desapareció de las librerías. Después, fue recuperado en 2015 y reintroducido en el mercado, bajo el título «los amos del mundo están al acecho», en el 2017.

Libro

Portada del libro "la verdad de la pandemia" de Cristina Martín Jiménez
Portada del libro «la verdad de la pandemia» de Cristina Martín Jiménez

En «la verdad de la pandemia: quién ha sido y por qué», reúne citas, documentos clasificados, datos e investigaciones propias de la autora, para presentarnos el escenario de guerra en el que nos encontramos. Un escenario disputado entre dos bloques, casi al estilo Guerra Fría. Por un lado se encuentra el grupo globalista, la élite que quiere implantar un gobierno único mundial. Liderado por personalidades e instituciones supranacionales, como por ejemplo, Bill Gates y la OMS. En el bando contrario, se encuentran los antiglobalistas, opositores de ese Nuevo Orden Mundial, como es el caso de Donald Trump.

Un escenario de guerra donde la pandemia, es la gran estrategia para forzar cambios estructurales en todo el planeta. Una táctica que, combinada con otros mecanismos de presión y manipulación, es la forma más eficaz de forzar a las personas a aceptar una situación que en principio, no aceptarían, y todo gracias al miedo.

Se trata de una operación de guerra psicológica híbrida, porque se sirven de diferentes armas y tácticas. (…) Una operación psicológica de guerra – secreta y encubierta -, mediante la cual una crisis planificada dará lugar a un cambio planificado y a una nueva normalidad.

Frase de Cristina Martín Jiménez, extraída del libro.

El principio del caos

La pandemia como táctica de guerra, ya fue observada con anterioridad por la escritora, diez años atrás y plasmada en su anterior libro, los amos del mundo están al acecho. Donde analizaba la pandemia de la gripe A del 2009-2010.

Ahora nos encontramos en el mismo escenario, 10 años más tarde, con otro virus y con los siguientes antecedentes.

Bancos de virus, farmacéuticas y centros de investigación.

En Wuhan se encuentra el banco de virus más grande de Asia, el Centro de China para la Colección de Cultivos de Virus (CCVCC), en el Instituto de virología de Wuhan. Según comenta Cristina, El Partido Comunista Chino lo considera un recurso estratégico para garantizar su seguridad.

En Europa existe el European Virus Archive be global (EVAg), es decir, el Archivo Europeo de Virus. Tal y como indican en su página web, «es una infraestructura sin fines de lucro dedicada a la conservación, producción y distribución de virus y productos derivados».

A nivel global, se encuentra la Federación Mundial de Colecciones de Cultivos, a la que pertenece también el CCVCC.

Los centros de investigación también han dado de que hablar en muchas ocasiones. Una de ellas es el experimento controvertido que describe Cristina, conocido a través de un programa científico de la cadena italiana RAI, en 2015. En él desvelaban la elaboración de un virus modificado artificialmente, en un laboratorio chino. Donde habían insertado una proteína procedente de un coronavirus de murciélago, al virus SARS, provocando neumonía en los ratones y con altas probabilidades de afectar a los seres humanos. Por esta razón, tal y como explicaban los periodistas de la cadena, el gobierno norteamericano había paralizado su financiación por el enorme riesgo que suponía.

Las farmacéuticas tampoco se libran. Su rentabilidad económica es muy elevada, sobretodo en tiempos de crisis sanitaria. Ahora, combaten aceleradamente por conseguir la gran esperanza de la humanidad para combatir al enemigo común, el covid-19.

Los que tienen dinero apuestan en varias vacunas a la vez, porque ahí esta su ganancia. Es decir, apostemos en esta guerra sanitaria por los jugosos dividendos que produce la gran industria farmacéutica a costa del miedo inducido en la población.

Extracto del libro.

Laboratorios sociales de manipulación

A lo largo de la historia, hemos podido comprobar que la escritura ha estado más implicada en los ámbitos de poder.

Karl Marx, asentó los fundamentos de la economía política como método para analizar el conjunto de la sociedad. Reflexionando sobre el condicionamiento que ejerce el grupo dominante, al poseer los medios de producción y difusión de ideas. Así que, partiendo de este planteamiento, fueron las élites norteamericanas quienes se apoderaron de los sociólogos para lavar su imagen, dando origen a los primeros laboratorios sociales de manipulación.

La autora detalla una lista, de los primeros laboratorios centrados en analizar científicamente el comportamiento individual y social. Explicando brevemente su historia, sus miembros y objetos de estudio. Para que puedas hacerte una idea, voy a ponerte como ejemplo dos.

Escuela de Chicago

Fundada en 1890 por la familia Rockefeller (una de las familias más poderosas de Estados Unidos, que comenzó monopolizando el sector petrolero y que a lo largo de sus generaciones, ha conseguido diversificar su imperio en otros sectores empresariales).

Su objeto de estudio era la ciudad del mismo nombre (Chicago), donde confluía una gran variedad de etnias derivadas de la inmigración. Una ciudad donde además, se había acrecentado el gansterismo y el crimen.

Sus estudios se centraban en observar las dinámicas sociales en dicho entorno y la influencia de la prensa.

Centro de Investigación de Dinámicas de Grupo

Fundado en 1945 por Kurt Lewin dentro del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desarrolló la dinámica de grupo y la teoría de campo.

Sentó las bases de lo que ahora se conoce como el entrenamiento de la sensibilidad.

Estos laboratorios demuestran, según la autora, que las élites globales vienen usando todo tipo de estrategias para controlarnos, manipularnos y confundirnos. Temen que nuestra libertad ponga en riesgo su situación de privilegio y por ello, se esfuerzan en robarnos el conocimiento y condicionarnos.

Lejos de democratizar la sociedad como pregonaban, la simbiosis entre las nuevas tecnologías (redes sociales, Big Data, inteligencia artificial…) y la estructura socioeconómica del poder perpetúa el uso de la comunicación como herramienta de control social.

Extracto del libro.

Objetivos de la vorágine

Según expone Cristina a lo largo de su libro, partiendo de diferentes fuentes y análisis, los objetivos a implementar serían:

🟡 Un gobierno mundial, con un único mercado, una única religión y un único pensamiento. Un poder mundial camuflado en un contrato social de desarrollo sostenible, donde poder controlar todos los sectores productivos e industriales, entre otras cosas, a través de la Agenda 2030.

🟡Vigilar y crear opinión a través de las redes sociales. Modificando el pensamiento y la acción de determinadas personas y comunidades. Moviendo a la sociedad al ritmo que marcan, por ejemplo, los influencers, la prensa o los famosos.

🟡Alianzas entre las élites chinas y las convencionales para combatir al enemigo común: el presidente autárquico Donald Trump.

🟡 Frenar el crecimiento humano para evitar la superpoblación a través de las estrategias de aborto y planificación familiar.

Defienden que no hay planeta para tantas personas, pero, en realidad, lo que no hay es planeta para tanta codicia.

Frase de Cristina Martín Jiménez, extraída del libro.

Guerra y caos

Cristina tiene claro quienes y por qué nos han metido en esta situación. Según ella, son los financieros reconvertidos en filántropos, los que nos han declarado la guerra.

Bill Gates

Las acusaciones y controversias a la segunda persona más rica del mundo, (después de Jeff Bezos), no son pocas ni actuales.

Para empezar, su cartera de inversiones es variada y polémica, ya que están relacionadas con las principales empresas que controlan el periodismo, la opinión y las redes sociales.

En segundo lugar, la Fundación Gates lleva preocupándose hace tiempo, por la implantación de sistemas de vacunas en los países menos estructurados. Generando diferentes controversias sobre sus implicaciones en las muertes y abortos no deseados, de muchas mujeres de África y América Latina.

Además de ser el principal donante de la OMS, tras la retirada del gobierno estadounidense.

Por otra parte, Gates, junto con Warren Buffet (la 4º persona más rica del mundo, inversor y empresario estadounidense) y otras personas acaudaladas, se han comprometido a regalar la mayoría de sus riquezas a causas filantrópicas. Además de su compromiso público, alinean sus recursos financieros con objetivos estratégicos y de cofinanciación.

Cada vez veo con mayor claridad que la filantropía es el nuevo Club Bilderberg.

Frase de Cristina Martín Jiménez, extraída del libro.

💡Dato curioso💡

En octubre de 2019, se celebró el simulacro EVENT 201, en un hotel de lujo de Nueva York. Una reunión informal de líderes económicos, organizado por la Fundación Gates, entre otros. Aquí, se planteó un ejercicio ficticio que simulaba una pandemia, a partir de un virus muy contagioso originado en los cerdos.

OMS

El gobierno estadounidense era el mayor donante de la OMS hasta que Trump notificó oficialmente su desvinculación, acusándola de ser la responsable de esta catástrofe y ser cómplice de China.

Su director general, Tedros Adhanom, tampoco se libra de las acusaciones y controversias. Para empezar, su candidatura a la dirección fue duramente criticada por haber ocultado epidemias de cólera durante su mandato como ministro de Salud de Etiopía. Mientras que otros países, rechazaban su candidatura por su carrera política en el partido, el Frente de Liberación Popular de Tigray, de ideología marxista y complicidad con otros regímenes, que habían provocado innumerables violaciones de derechos humanos.

A pesar de todo, fue elegido en 2017. Según cuenta Cristina, mientras Adhanom fue ministro de Salud y Relaciones Exteriores de Etiopía, China se convirtió en el principal socio comercial del país. Por lo que el partido comunista hizo todo lo posible para apoyarle, al igual que lo hicieron los miembros de la Unión Africana (donde la corrupción es la mayor implicada en gran parte de sus miembros).

Bienvenid@s a la nueva normalidad

La pandemia, según alerta la autora, es un pretexto para imponer la nueva normalidad de un mundo que esté bajo la vigilancia y la dominación de las élites globalistas.

Aprovechan las cuarentenas para llevar a los países a la quiebra, hacerlos endeudar de por vida y así, poderlos rescatar a través de los aprovechados, fondos buitres. Quienes, según la escritora, desean hacerse con el turismo, la alimentación y la energía.

Por otra parte, la autora compara la crisis crediticia como una de las fases de la guerra, donde los grandes absorberán a los más pequeños e incluso, a los de su mismo calibre.

Un mundo de guerra psicológica donde está en juego la lucha por ganar las mentes y las voluntades de las personas, para que vivamos no como seres humanos libres sino como esclavos mentales de su sistema. Un mundo donde, además, esté prohibido cuestionar la verdad oficial.

Tanto la verdad como la mentira son armas muy poderosas. Y en un planeta en estado de guerra no hay arma más peligrosa que la verdad.

Frase de Cristina Martín Jiménez, extraída del libro.

Conclusiones de la autora

La principal objeción de Cristina ante ese hipotético gobierno mundial es, la pérdida de valores. Priorizando la producción y el mercado, manejado por la codicia y la psicopatía de la élite.

Añade además, que conociendo el perfil de los gobernantes mundiales, nadie podría fiarse de ellos. Son expertos en intimidar, asustar, aterrorizar y colocar el miedo en las personas. Un grupo que trabaja a través de las amenazas. Apelando a la urgencia y la necesidad de crear un gobierno mundial por el bien de la humanidad, pero sin decirnos quiénes estarán al frente de ese gran gobierno.

Por otra parte, afirma que el capitalismo y el comunismo son solo la apariencia de un mismo fenómeno. Ambos comparten la codicia, la maldad y el odio de personas, que con nombres y apellidos, utilizan, tanto uno como otro, para subyugarnos, para matarnos física y espiritualmente. Concluyendo además, que las dualidades políticas solo sirven a los fines de las élites.

También reflexiona sobre los valores absolutos para alcanzar la comprensión de nuestro presente y nuestro destino, que son el conocimiento y la voluntad de elegir entre el bien y el mal. Considera que todos hemos contribuido a la construcción de la «sociedad-masa», atraídos por la sensación de seguridad, que aún siendo falsa, es perceptible, y por eso, nos hemos dejado guiar por pastores sin moral.

Por esta razón, anima a las personas a ser libres de cualquier partido o institución que pueda controlarlas y que además, se expresen libremente para ser escuchad@s por otros igualmente libres. Anima a difundir la verdad sin más interés que darla a conocer y a amar, como la mayor rebeldía en un mundo que insta a odiar y a mentir.

La mentira es un veneno psicológico; la verdad te hace libre.

Frase de Cristina Martín Jiménez, extraída del libro.

Por qué deberías leer el libro

Llegados a este punto, creo que deberías leerlo para ser tú mism@ quien extraiga y diverja o apruebe, las argumentaciones que propone la autora.

No comparto algunas de sus opiniones pero aún así, es interesante conocer las estructuras de poder que presenta Cristina y el hipotético caso que plantea.

Es necesario conocer a las personas que concentran inmensas fortunas, y que además, consolidan poder y licencias para tomar decisiones que afectan a todo el planeta.

Incita a recapacitar sobre la influencia de los medios de comunicación y las redes sociales en nuestra conducta e incluso, en nuestra mente.

Además de plantearnos otras reflexiones que dependerán de cada persona, y en mi caso, algunas de ellas, son las siguientes:

¿Será peor el remedio, que la enfermedad?
¿Es, quizás, la unificación de la humanidad la mejor baza para combatir la injusticia y el retroceso a los valores arcaicos, aunque esto nos lleve a suprimir ciertos privilegios?
O más bien, ¿nos estamos autoconfinando en un sistema que se retroalimenta de las injusticias y por ello, debemos rebasar los límites de nuestra mente manipulada para encontrar otra alternativa?

Henry Kissinger

«Controla los alimentos y controlarás a la gente, controla el petróleo y controlarás a las naciones, controla el dinero y controlarás el mundo»

— Henry Kissinger

Consigue el libro

portada del libro la verdad de la pandemia de Cristina Martín Jiménez
Portada del libro, la verdad de la pandemia, de Cristina Martín Jiménez

Título: La verdade de la pandemia, quién ha sido y por qué

Autor: Cristina Martín Jiménez

Editorial: MARTINEZ ROCA

Año de edición: 2020

Nº de páginas: 384

Propuesta de lecturas adicionales

Fahrenheit 451

A través de esta novela distópica del conocido Ray Bradbury, puedes ampliar tus propias reflexiones sobre la existencia de una sociedad manipulada por los medios y que además, cercena el conocimiento quemando los libros y prohibiendo la lectura.

Lee la reseña completa: ¿A qué temperatura arde el pensamiento crítico?

Pandemia, la covid-19 estremece al mundo

Este ensayo, del filósofo Slavoj Zizek te dará una visión contrapuesta a la de Cristina Martín, reflexionando sobre la cooperación y coordinación global como únco medio para combatir todas las amenazas a las que se enfrenta la humanidad (covid, nuevos virus, cambio climático, virus ideológicos como el racismo, etc).

Lee la reseña completa: ¿Comunismo reinventado, la alternativa a la crisis del covid-19?

¿Te ha gustado? Compártelo

2 comentarios sobre “¿Guerra en tiempos de Covid19, o Covid19 en tiempos de guerra?

  1. Me ha encantado. Felicidades por tu reseña crítica. Denota una gran capacidad lectora y amor por el conocimiento.

    Cristina Martín Jiménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad